Como realizar correctamente un inventario de un almacén de repuestos.

Un correcto inventario de repuestos es un proceso que puede agilizar notablemente el mantenimiento industrial. Organizativamente, porque facilita saber qué stock se tiene, y esto garantiza que siempre existan las piezas necesarias. Y funcionalmente, porque una rápida reparación de las máquinas, impide una paralización de la actividad, que puede ocasionar pérdidas de producción graves.

La importancia de un inventario de repuestos en un almacén de mantenimiento industrial.

Lo anteriormente dicho es algo que muchas fábricas no lo tienen en cuenta, ya que en un principio, existe la creencia de que un almacén de repuestos no implica ingresos, y nada más lejos de la realidad; una parada en la producción es un retraso en la fabricación y como consecuencia de ello, una pérdida de beneficios importante.

Y es aquí donde cobra su especial protagonismo una correcta gestión de un almacén de mantenimiento. Y dentro de este proceso, el inventario es fundamental, veamos cómo realizarlo correctamente con estos simples consejos.

Mantener actualizada la lista de materiales en un almacén de repuestos.

Uno de los errores más comunes es creer que se dispone de los repuestos necesarios. Para solventarlo, nada mejor que realizar una actualización periódica de los materiales disponibles.

Empleo de una metodología para la clasificación de los repuestos.

El método más utilizado es el denominado ABC, o principio de Pareto, que se resume en que el 80 % de las consecuencias se originan en el 20 % de las causas. ¿Y qué significa esto?

Siempre hay unos determinados repuestos que son más utilizados que otros, la consecuencia es que por estadística, siempre habrá menos stock en este tipo de componentes. Etiquetar los artículos teniendo en cuenta su consumo, facilitará que siempre haya esos recambios que más se utilicen.

Cálculo de la cantidad óptima de pedidos del mantenimiento industrial

Esto viene como consecuencia del punto anterior. Una vez identificadas las piezas más utilizadas, ayuda a calcular la cantidad optimizada de pedidos y evita, de esta forma, tener un exceso de recambios. Además, permite controlar mucho mejor el empleo del presupuesto del almacén de repuestos.

Un buen orden facilita el inventario.

Una buena clasificación y orden permitirá saber en todo momento dónde se encuentran las piezas. Esto facilitará sobremanera la gestión de las órdenes de trabajo y permitirá realizar inventarios mucho más rápidos.

La importancia de un buen registro.

Es muy común que los técnicos en mantenimiento industrial retiren una pieza y olviden presentar la orden de trabajo correspondiente. Al mismo tiempo, también suele ocurrir que los encargados del inventario, almacenen piezas sin registrarlas. Esta es la tormenta perfecta, ya que se altera totalmente la disponibilidad y el control de las existencias, afectando gravemente al rendimiento en el funcionamiento de este departamento. Un control estricto es necesario para evitar esto, ya que ayuda a tener un inventario actualizado.

Todos estos consejos ayudarán a tener un inventario correcto en un almacén de repuestos. Al mismo tiempo, permitirán que siempre haya piezas de recambio disponibles para que el mantenimiento se haga de forma rápida y efectiva sin afectar al rendimiento productivo de la fábrica.

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Abrir chat
Hola 🖐,

¿En qué podemos ayudarte?